La rotación de stock: ¿qué es y cómo influye en tu empresa?

General

9 de julio de 2020, Written by 1 comment

En los inicios de la pandemia, ir al supermercado era una odisea. 

Aunque se insistió en decir que el suministro estaría garantizado, antes de pasar por caja, no sabías si ibas a volver con la cesta llena o te faltarían productos. 

Incluso un joven creó una web para informar de la falta de stock en los supermercados de A Coruña durante la cuarentena para evitar desplazamientos innecesarios.

Estamos hablando de una situación excepcional. Aunque, claro está, la gestión de inventarios dice mucho sobre la salud de un negocio.

Y aquí es donde entra en juego la rotación de stock. 

¿Te suena el concepto?

¿Qué es la rotación de stock?

La rotación de stock se refiere al total de veces que hay que reponer el inventario. A su vez, el índice de rotación de stock (IR) es el número de veces que las existencias necesitan ser abastecidas en un periodo de tiempo concreto.

 

¿Por qué medir el índice de rotación de stock?

El índice de rotación de stock es un KPI que te ayudará a analizar el rendimiento de tu negocio. Podrás, entre otras cosas, tomar decisiones más inteligentes en cuanto a qué artículos pedir, cuándo pedirlos para anticiparte a la demanda y destacar o hacer ofertas con artículos que no se venden bien.

¿Cómo se calcula?

El cálculo del índice de rotación de stock es muy sencillo:

IR = Precio de coste x Artículos vendidos / Valor promedio de existencias

Es decir, escoge el periodo de tiempo que quieras analizar y sigue los siguientes pasos:

  • Calcula el coste total de los artículos que has vendido en el periodo escogido (mano de obra, fabricación, etc. incluidos).
  • Divide ese resultado entre el stock promedio del almacén. ¿Cómo calcular este valor? Suma el inventario inicial y el final del periodo analizado, y divídelo entre dos.

Y listo. El valor que obtienes es tu rotación de inventario.

Esta operación se puede realizar a diferentes niveles, dependiendo de la rotación que te interese saber. Por ejemplo, puedes calcularla según un conjunto de productos, un único tipo de producto o a nivel de todo el almacén. Sea como sea, la fórmula es la misma.

 

Ahora ya lo has calculado pero… ¿Qué significa el resultado?

En función del resultado, puedes estar ante dos situaciones:

  • Índice de rotación de stock alto. 

Este valor indica una renovación constante del inventario, ya que los productos entran y salen del almacén con bastante fluidez. Esto conlleva mayores flujos de trabajo y, por lo tanto, costes de gestión más elevados.

  • Índice de rotación de stock bajo. 

Un valor bajo significa que los artículos tardan más tiempo en reponerse, lo que supone un mayor coste de almacenamiento y la posibilidad de acumular productos obsoletos.

¿Cómo influyen estos valores en la gestión de los almacenes?

Como decía el gran Pau Donés, “Depende”.

Depende del tipo de productos que gestiones y, especialmente, de la fecha de caducidad de los mismos.

Si trabajas con productos con fechas de caducidad reducidas, te interesa tener más rotación para evitar vencimientos (y sus consecuentes pérdidas) en los almacenes. Por el contrario, si trabajas con productos con caducidades elevadas, puede ser interesante acumular más cantidad de stock para obtener los siguientes beneficios:

  • Descuentos por la compra de grandes cantidades.
  • Reducción del coste de gestión del almacén.

 

Para tomar las decisiones correctas, hay que analizar todos los indicadores relevantes para tu empresa y trabajarlos para optimizar los recursos. 

Como ya te habrás dado cuenta, no hay una solución única para todas las empresas. Eso sí, si piensas en progresar, hazte amigo de los datos.


¿Nos vemos el próximo JUEVES a las 11h?

¿Quieres que te mandemos un correo electrónico cada vez que publiquemos un nuevo artículo?

Déjanos tu contacto a continuación:

¡Compártenos!